Los diferentes panes de muerto en México.

compartir

Llegó una de las mejores temporadas del año para la gastronomía mexicana y todo por la celebración del día de muertos. Los altares se llenan de ofrendas que nos conectan al otro mundo para compartir con nuestros seres queridos que se adelantaron -y los que todavía no- uno de los mejores placeres de la vida: comer.

Uno de los elementos consentidos de esta celebración es el pan de muerto. La historia de por qué comemos este pan y el origen de esta tradición  tiene muchas versiones, pero la realidad es que tuvo que ser después de la Conquista porque antes de la llegada de los españoles no existía el trigo en América.

esta tradición comenzó a evolucionar y cada pueblo indígena desarrolló su propia interpretación del pan de muerto. Hoy en día se tienen registradas más de 750 recetas de esta delicia esponjosa, según Ana Beatriz Castañón de la panadería La Virgen del Camino, en la ciudad de México.

Y aunque en el centro del país solo conocemos un tipo de pan de muerto -esa belleza redonda cubierta con azúcar-, en realidad existen muchas más representaciones del mismo (aunque casi todas las recetas llevan mantequilla en mayor o menor proporción, anís o azahar, y azúcar).

  • Pan de yema, muy tradicional en los Valles Centrales de Oaxaca, que lleva anís, ajonjolí y es más dorado porque se barniza con yema de huevo (se nota más porque no se cubre con azúcar). foto:rutadelasedamx
  • Pan  “fantasma”, en Oaxaca, cerca de Mitla, se elabora el pan de mantequilla en forma ovalada, el cual se decora con patrones diseñados por los trabajadores de los telares. En lugar de hilo, se utiliza un glaseado hecho de azúcar, limón y clara de huevo.
  • Pan de Pulque , En Hidalgo, Veracruz y toda la Huasteca se utiliza la receta de pan de pulque para el pan de muerto, que generalmente es antropomórfico y con intenso sabor a anís.

Fuente: Animal Gourmet

compartir

Deja un comentario

Your email address will not be published.

X