¿Dónde y cómo nacieron las chalupas?

compartir

Las chalupas, acotemos desde ahora, es uno de los antojitos más populares de todo México. Sin embargo, la manera de preparación varia de acuerdo con el lugar y región. En Puebla, nos percatamos  que las nuestras son las mejores. Y es que tan sólo pensar en la deliciosa salsa que cubre la pequeña tortilla, es un verdadero placer.

Y aunque existan mil y un historias sobre su origen, hemos reducido el génesis a unos pocos relatos que podrían ser la verdad.

Algunos difunden con alegría que en el barrio de El Alto así como la Cruz, nacieron las chalupas. Y con ver la gran cantidad de viejos restaurantes a los alrededores, puede haber mucha razón en esto.

En uno de estos sitios, llamado La Abuelita, se dice que la primera propietaria, Severina Méndez, fue la responsable de dar inicio a esta leyenda culinaria.  Los parientes de la fallecida protagonista dicen que Severina fue una niña a la que le entusiasmaba la cocina.

Solía ayudar a una tía que trabajaba en la casa de un doctor y en una ocasión, él pidió que se le preparará un sope pero con la tortilla más delgada y pequeña. Gracias a esta petición, Severina probó diversas combinaciones hasta que el doctor las aprobó. Con el tiempo, la excelente cocinera creció y logró abrir un puesto de comida en Paseo San Francisco, dando origen a las que hoy, todos comemos con placer.

 

OTRA LEYENDA…

Afirma que las chalupas nacieron gracias a los frailes que vivían en Puebla. Se dice que los religiosos buscaban un alimento sencillo para degustar a cualquier hora, por lo que experimentaron con varios ingredientes hasta dar con la receta perfecta.

Aunque existan otras historias y leyendas en torno a su origen, nunca dejaremos de agradecer su existencia.

Benditas chalupas que han llegado a iluminar nuestros días.

 

Fuente : Pueblados22

compartir

Deja un comentario

Your email address will not be published.

X